Tuesday, October 25, 2011

Fragmentos: Bajo la rueda

Había en el hombre algo de salvaje, de indómito, de inculto, que era necesario extirpar; una llama peligrosa que era necesario apagar. El hombre, tal como la Naturaleza lo creó es un ser oscuro, impresionable y peligroso. Un torrente desbordado que brota de ignota montaña: un bosque que no tiene trochas ni claro alguno. Un bosque así debe ser limpiamente desbrozado, necesita ser limitado en su extensión, necesita caminos que lo surquen para ser abierto a la comunicación exterior.

"…Cuando un árbol es podado aparecen nuevos brotes en su tronco, así también un alma desgastada cuando todavía estaba en botón, halla el camino para volver a sus pasos iniciales, a su niñez, como si allí pudiera encontrar nuevas esperanzas y anudar de nuevo los hilos rotos. En el árbol cortado, aunque las raíces se llenan nuevamente de savia, es sólo una apariencia de vida, nunca puede volver a recobrar su antiguo vigor y salud."


Hermann Hesse



No comments: