Friday, April 29, 2011

Fragmentos: Retrato hablado

...pero al que halló hoy en la cama fue a un Olid agónico, de ojos agrandados por el terror,que braceaba buscando en el aire algún apoyo improbable; que al verla entrar la miró con la esperanza de que el milagro se repitirera; y cuando Sofía se acercó para colocar en el buró la taza de té, él la abrazó como si fuera un tronco y ella lo abrazó tambien y fue entonces cuando oyó La Palabra y supo, un poquito después , que la muerte es, en algunos casos, un sacudimiento, un calosfrío, antes de la inmovilidad, y luego algo parecido al sueño de un niño, al reposo de un feto sacrificado por el aborto...

Abierta entre la noche y el día, un hendidura del ancho de una uña promete un amanecer verdoso. Nueva Castilla, sus hombres y sus mujeres, y también los que vinieron de lugares remotos, forman horizonte al borde de la barranca. La caja apenas pesa. El arzobispo, Sofía y el general a la zaga. Los cuatro que llevan a Olid siguen una vereda llana, amplia, sin duda muy pisoteada y el descenso, en el primer centenar de metros, se realiza fácilmente. Hay neblina y, piensa Rafael, es como estar sumergiéndose en la pileta de una casa de baños.

Es como si estuvieran en un amplio limbo gris, más húmedo a medida que en él penetran. Apretada , la niebla sólo aprueba que miren justo en el sitio donde les corresponde asentar la planta del pie.

-Asesino...Asesino...

La erupción de su cólera; el esfuerzo de las patadas; los gritos que cayeron en el charco de niebla sin dejar ni el recuerdo del eco - lo vaciaron, lo serenaron, lo dejaron sin las explicaciones que nadie pedía pero que cada uno esperaba. Lo dejaron como si fuera otro; como si de otro, y no suyos, fueran los rencores que terminaron, al cabo de tantísimo tiempo, de tantísimo olvido, rebelándose contra su deliberada sumisión.


Luis Spota

No comments: