Thursday, February 10, 2011

Fragmentos: La perla


La no
ticia removió algo infinitamente negro y maligno en el pueblo; el negro destilado era como el escorpión, o como el hambriento ante el olor a comida, o como el solitario al que se revela el amor. Los sacos de veneno del pueblo empezaron a fabricar ponzoña, y el pueblo se hinchó y soltó presión a bocanadas.

…Por eso se dice que los seres humanos nunca están satisfechos, que se les da algo y quieren más. Y esto se dice con desprecio, cuando es una de las mejores cualidades que posee la especie, una cualidad que la ha hecho superior a los animales, que están satisfechos con lo que tienen.

John Steinbeck



.

No comments: