Monday, January 19, 2009

Fragmentos: Cuentos de amor, de locura y de muerte

...¿Qué hacer? Bien sé que todo esto es transitorio, que de día ella no sabe quien soy, y que yo mismo acaso no la ame cuando la vea en pie. Pero los sueños de amor, aunque sean de dos horas y a 40 grados, se apagan en el día ,y mucho me temo que si hay una persona en el mundo a la cual esté expuesto a amar a plena luz, ella no sea mi vano amor nocturno... Amo,pues, una sombra, y pienso con angustia en el día en que Ayestarain considere a su enferma fuera de peligro, y no precise más de mí.

Crueldad ésta que apreciarán en toda su cálida simpatía , los hombres que están enamorados - de una sombra o no - .

Horacio Quiroga. La meningitis y su sombra

No comments: